jueves, 4 de abril de 2013

Quiero saber sobre el Jamón Ibérico




cucurucho de Jamon
Otra entrada más en el blog, un poquito mas de "know - How" para todos esos gourmand que nos siguen, que quieren saber mas de la joya de la gastronomía española, esa joya de cuatro patas y andares de modelo digna de las pasarelas.

Lo cierto es que el Jamón es ya uno más de la familia, de hecho esta en todas las celebraciones.

Reserva tu cortador de Jamon para tus eventos en Oviedo y Asturias en el 984182923




PREGUNTAS FRECUENTES

¿Cuál es la temperatura óptima del jamón ibérico de bellota?
Para una degustación óptima se recomienda atemperar el jamón a temperatura ambiente (20-25ºC) durante los dos días previos a su apertura, y una vez abierto el producto, su consumo antes de treinta días, cortado en finas lonchas de 3 a 4 cm, a temperatura ambiente.

Imagen real de racion de Jamon en Taberna la  Andaluza
¿A qué temperatura debo almacenarlo para obtener la mayor vida del producto?
El almacenamiento se puede realizar a temperatura ambiente durante el resto de la vida del producto (ver fecha de consumo preferente en la etiqueta). Es aconsejable mantener el jamón colgado, sin funda, en un lugar fresco y seco (entre 10 y 20ºC), alejado de ventanas y fuentes de calor. De cualquier forma, debe preservarse de insectos, roedores y cualquier otro posible agente biológico que altere las características del producto.

¿Tiene el Jamón Ibérico de bellota fecha de caducidad?

Consideramos a nivel particular que el producto tiene mucha mayor vida comercial, debido a datos obtenidos por la experiencia, pero la fecha de consumo preferente es más un consejo que una fecha límite de consumo y menos aun fecha de caducidad.
La mayor durabilidad es un tema de pérdida de humedad por parte del producto y altas temperaturas, es por lo que variará dependiendo de las condiciones en que se conserve. La rapidez en que se vuelva excesivamente seco dependerá de lo anterior y los gustos de los consumidores también variarán en el grado de aceptación del producto. Aconsejamos, una vez abierto, consumir en el periodo de un mes, para no perder la calidad optima del jamón.

¿Cómo podemos obtener un corte perfecto y su posterior presentación?

Colocar adecuadamente la pieza en el jamonero para conseguir una buena fijación y comodidad para el cortador:
Pelado. Consiste en desprender del jamón parte del tocino de cobertura. Se inicia con un corte perpendicular a la pata y circular a la altura del corvejón, después se harán cortes tangenciales por ambos lados. Si el jamón se va a consumir en poco tiempo se pelará entero, si no es así, conviene ir pelando según se va consumiendo.
Cortes. Para el corte se utiliza un cuchillo jamonero, de hoja estrecha, larga y flexible. Con el corte hay que dejar siempre a la vista una superficie plana y sin estrías o escalones. Las lonchas deben ser muy finas, casi transparentes, abarcarán el ancho de la pieza y no serán más largas de 6 a 7 cm.
Presentación del plato. No amontonar el jamón, éste debe ir con un leve solapado. El tocino, siempre marcado, nunca escondido.
Consejos para apreciar nuestros productos
PARA LAS PIEZAS: Conservar en lugar fresco y seco. Para una buena degustación, recomendamos extraer de la bolsa 24 horas antes de su consumición, manteniéndolo en su ambiente natural para resaltar su aroma y calidad.
PARA LOS LONCHEADOS: Conservar en el frigorífico entre 5º y 10ºC. Sacar del frigorífico y abrir el envase unos 30 minutos antes del consumo. Consumir a temperatura ambiente (18º-25ºC).



Plato de Jamón ibérico de bellota SIERRA DE SEVILLA
















No hay comentarios:

Publicar un comentario